Afganistán: Refugiados afganos en Paquistán a la espera de reformas

Martes 8 de octubre de 2013

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

Fecha: 3 de octubre.

Tipo: Noticias.

Fuente: IRIN.

Palabras claves: refugiados afganos, reformas.

Islamabad, 3 de octubre de 2013 (IRIN) – Siempre que aparecen noticias nuevas sobre Afganistán en la pequeña pantalla del televisor en la tienda de té al lado de su puesto de venta de alimentos, Mohibullah Mughal las escucha con suma atención, absorbiendo la tan esperada retirada de las fuerzas extranjeras el ano venidero, las planificadas elecciones presidenciales y los esfuerzos para lograr una negociación de paz con los talibanes.

Y entonces, según nos dice Mughal, olvida todo lo que recién escuchó.

“¿Por qué debo preocuparme por las noticias sobre Afganistán?, expresa Mughal “si todo el mundo sabe que la situación no va a mejorar”.

Mughal, de 29 años de edad, es uno de los 1.6 millones de refugiados afganos registrados por el gobierno de Paquistán. Justo cuando los documentos de los refugiados registrados estaban a punto de expirar, el gobierno extendió su estatus una vez más – hasta finales de 2015.

Pero esta acción, acogida con agrado por la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (UNHCR), por otras organizaciones humanitarias y por el gobierno afgano, no es probable que mejore el proceso de incertidumbre que encaran los refugiados afganos, tanto respecto a sus vidas en Paquistán como acerca de su futuro en su turbulento país.

Haciendo un esfuerzo para las condiciones mejoren.

Ante resultados nada exitosos en los esfuerzos de repatriación muy por debajo de las expectativas del gobierno afgano y de las organizaciones humanitarias, se han producido intentos en paralelo para mejorar las condiciones de los refugiados en Paquistán. Kabul y la UNHCR le han pedido al gobierno de Paquistán que introduzca algunos beneficios para los refugiados registrados, tales como posibilidades de abrir cuentas bancarias, comprar teléfonos celulares y obtener licencias de conducción.

Hasta ahora no han alcanzado ningún éxito en este frente.

“Entendemos que las condiciones no son las mejores en Afganistán, y es comprensible que los refugiados no se sientan cómodos para regresar con estas condiciones,” expresó a IRIN un alto diplomático occidental basado en Islamabad que tiene que ver con los asuntos de los refugiados y que pidió permanecer en el anonimato debido a los sensible de las actuales discusiones sobre este asunto. “Por lo tanto la idea que sustenta estas propuestas, tales como las cuentas en los bancos, es tratar de lograr que sus vidas sean lo más cómodas que puedan ser acá en este lugar.”

El gobierno paquistaní debe todavía tomar una decisión para permitir a los refugiados afganos abrir cuentas bancarias, comprar tarjetas SIM u obtener las licencias de conducción. “Hemos recibido esta solicitud muchas veces, y estamos trabajando en la misma. Existen asuntos con las políticas y los reglamentos que tenemos que resolver. Solo una vez logrado esto será posible realizarlo,” manifestó a IRIN un funcionario paquistaní en la Comisión para los Refugiados Afganos en la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa, quien solicitó permanecer en el anonimato porque no está autorizado a hablar sobre este asunto a los medios de prensa. “Para ser honestos, no sabemos cuándo esto podrá ser posible.”

Estos servicios, si bien son básicos, mejorarían significativamente las condiciones, expresan los refugiados afganos, en especial la capacidad de depositar sus ganancias en cuentas bancarias.

“Ya no se cuántas veces la policía me ha parado sin ninguna razón aparente y me ha obligado a pagar un soborno sencillamente porque soy afgano,” expresa Khan Mohammed, de 24 años de edad “Yo poseo una tarjeta válida que prueba mi inscripción, pero eso no importa para nada.”

Mohammed, quien trabaja como asalariado en el principal Mercado mayorista de Islamabad, expresa que se sentirá mucho más seguro cuando pueda depositar el dinero en una cuenta bancaria y ahorrar todo lo que pueda. Una licencia de conducción, añade, le daría muchas más oportunidades de empleo.

Incluso si no consiguen estas facilidades, los refugiados le expresaron a IRIN en diversas entrevista, ellos prefieren quedarse en Paquistán y no regresar a Afganistán por la situación de seguridad allá y la falta de oportunidades económicas.

“Nos preocupa cada vez que está a punto de vencerse nuestra tarjea de inscripción como refugiado” expresa Saeed Anwar, un negociante en telas en el pueblo de Haripur, que da albergue a una de las comunidades más grande de refugiados afganos en Paquistán, y que se encuentra a una hora por carretera hacia el norte de Islamabad. “No sabemos que pasará con nosotros pero no me arriesgaré a llevar a mis hijos de vuelta a Afganistán.”

Cansados del asilo.

Los afganos en Paquistán son una de las comunidades más grandes de refugiados en el mundo, que han sido desplazados por decenios de conflictos en su país. El gobierno de Paquistán calcula que cerca de un millón no están registrados. Mughal, al igual que muchos refugiados afganos, nació en Paquistán después que sus padres huyeron de la Guerra en el decenio de 1980.

En Irán la situación es similar, lugar donde se encuentra la segunda población de refugiados afgana más grande. Cientos de miles de refugiados se vieron amenazados con la deportación de regreso a Afganistán el mes pasado.

La UNHCR dijo que las autoridades en Irán y Paquistán están sufriendo de un “cansancio por el asilo” y que cada vez se sienten más ansiosos por ver que los refugiados regresen a sus países de origen.

A pesar de los esfuerzos realizados por el gobierno afgano y por la UNHCR para ayudar a repatriar a los refugiados afganos, la cifra de afganos que regresan a sus hogares ha venido descendiendo en los últimos años. La violencia en el país, en especial con el resurgimiento de los talibanes en los últimos siete años, constituye un elemento desalentador para mucho que no les permite regresar a su patria.

Una reciente encuesta realizada por el Consejo Danés de Refugiados sugiere que el 83 por ciento de los refugiados afganos en Paquistán no se muestran ansiosos por regresar a su patria.

“Visité Afganistán a comienzos de este año, las condiciones allí son terrible” manifiesta Mughal, que vender hamburguesas y papas fritas en su puesto en la capital de Paquistán, Islamabad. “Si Ud. lleva barba, el gobierno y las fuerzas extranjeras piensan que Ud. es un talibán y lo persiguen. Si Ud. está completamente afeitado, los talibanes piensan que Ud. es un espía de los americanos. Entonces ellos lo persiguen. Nadie está a salvo.”

"Afganistán era el hogar de mis padres. Yo no tengo país. Dado el carácter extendido del desplazamiento, los analistas dicen que las reformas que le otorguen a los refugiados más derechos legales ayudarán a mejorar su situación.

Anwar, de 50 años de edad, quien llegó a Paquistán cuando era un adolescente, dijo recibe un injusto tratamiento de su arrendador, quien le cobra rentas más altas a los refugiados afganos por sus tiendas. “Si yo contara con una cuenta bancaria, si yo tuviera algún respaldo legal, quizás él no pensaría se podría salir con las suyas y continuar con este tipo de conducta.” Expresa que seguirá con su pequeña tienda en Haripur; ya que dos intentos que realizó por establecerse en Kabul fracasaron.

En Islamabad, Mohibullah Mughal encara un tratamiento similar de parte del hombre que le alquila el espacio para su punto de venta, y dice que esto se debe a que es un refugiado afgano. La ley paquistaní no permite la ciudadanía por nacimiento o por naturalización para los refugiados.

“Cada vez que me tengo que enfrentar con un policía que quiere un soborno, o cuando alguien en lugar de llamarme por mi nombre me dice “Oye afgano” se me recuerda que no estoy en mi país” expresa Mughal.

“Afganistán era el hogar de mis padres. Yo no tengo país.”

Ver en línea : Afganistán: Refugiados afganos en Paquistán a la espera de reformas

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |