La visita de Obama a Senegal: ¿celebrar la « democracia » o promover los intereses del imperialismo yanqui?

Miércoles 26 de junio de 2013

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français] [Português]

Canal: Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos.

Autor: Demba Moussa Dembélé.

Tema: Visita de OBAMA a Senegal.

Palabras claves: OBAMA, visita, Senegal.

El público senegalés cree en cierto tipo de propaganda que plantea que el Presidente de los Estados Unidos visitará Senegal para ‘rendir homenaje a su democracia’. ¡Nada más lejos de la realidad! Realmente, Barack Obama irá a Senegal, como a los demás países, con el objetivo de promover los intereses económicos, políticos y estratégicos de su país. La democracia y los derechos humanos se utilizarán para enmascarar los verdaderos objetivos de esta visita, la que tiene fundamentalmente el propósito de hacer de Senegal un peón dócil y confiable para la estrategia global de los Estados Unidos.

La importancia estratégica de África Occidental y de Senegal

No olvidemos que antes de la visita de Obama a Senegal, su ex-Secretaria de Estado, la Sra. Hillary Clinton vino a ‘rendir homenaje a la democracia senegalesa’. Pero ella vino sobre todo, según decía, para sentar las bases de la ‘asociación sustentable’ entre Senegal y su país. Sin duda alguna, el Presidente Obama visitará Senegal para consolidar esa ‘asociación’. No cabe duda que para los Estados Unidos, África Occidental está tomando una importancia considerable en su estrategia de militarización del continente africano. Informaciones divulgadas por los medios occidentales de comunicación indican que Burkina Fasso se ha convertido en uno de los puntos neurálgicos de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos: la CIA. La subregión de África Occidental es la más poblada de las subregiones africanas, con unos 300 millones de habitantes. Además, en esta región abundan los recursos naturales: el petróleo de Nigeria, el uranio de Níger, la bauxita de Guinea y los recursos agrícolas de Côte d’Ivoire, entre otros recursos. La región es el paso hacia América Latina y el Medio Oriente y varios países miembros, como Senegal, están situados en el Océano Atlántico. La importancia de la región no puede escapar de las estrategias norteamericanas. Por su parte, teniendo en cuenta su relativa ‘estabilidad’ política, la dimensión estratégica de Senegal se consolidó debido a la proliferación de las crisis en la subregión y a la inestabilidad en algunos países como Nigeria, Côte d’Ivoire y Guinea. Además, la imponente nueva embajada refleja la importancia que los Estados Unidos conceden a Senegal como uno de sus puntos de apoyo para promover sus intereses en la subregión e incluso fuera de ésta. Antes de la crisis maliense, los Estados Unidos hicieron de Dakar una de sus bases para las maniobras militares anuales denominadas ‘Flintlock’ cuyo objetivo aparente era el entrenamiento de los ejércitos de los países del Sahel en la ‘lucha contra el terrorismo’. Estas maniobras se organizan bajo los auspicios de AFRICOM (comandancia militar para África), se trata de un vasto proyecto de militarización de la región del Sahel y del resto del continente. La comandancia general AFRICOM se encuentra en Alemania pero los Estados Unidos quisieran trasladarla a África. Todavía están buscando una sede para acoger la comandancia, pero ellos preferirían algún país en la región del Golfo de Guinea, rica en petróleo. Pero hasta el presente los países solicitados han rechazado la oferta de los Estados Unidos. ¿Acabarán con conformarse con Senegal?

AFRICOM: brazo armado del imperialismo yanqui en África

Tal eventualidad parecería poco probable. ¿Pero quién sabe? En un mundo en profundo y constante cambio, con la decadencia irreversible de la hegemonía occidental, los Estados Unidos tratan de desacelerar, incluso de frenar, este declive. En ese contexto, África se ha convertido en un verdadero desafío con sus inmensas riquezas y la creciente influencia de los países ‘emergentes’ especialmente de China. Esa es una de las razones que explica la existencia de AFRICOM, creada por la administración Bush, y la intención de los Estados Unidos de establecer su cuartel general en territorio africano. El aparente pretexto es la ‘lucha contra el terrorismo’ particularmente en el Sahel y en el Cuerno Africano. Pero las razones fundamentales están ligadas al control de los recursos del continente y a la protección de las multinacionales petroleras que invierten en la región del Golfo de Guinea. Es cierto que los Estados Unidos dependerán cada vez más del petróleo africano, así como de otros recursos naturales procedentes de África. Lo que justifica la necesidad de militarizar el continente para garantizar el acceso a estos recursos y a su vez para contrarrestar la influencia de China. AFRICOM es el brazo armado de los Estados Unidos en África, como la OTAN es su brazo armado a nivel mundial. Durante estos últimos años, AFRICOM ha participado en las agresiones en contra de países soberanos, por ejemplo ese fue el caso de Libia, mediante la expedición imperialista de la OTAN contra el presidente Gadafi, la que había sido planificada por AFRICOM. Durante esta agresión, los Estados Unidos y sus aliados, Francia y Gran Bretaña, no vacilaron en aliarse a los grupos terroristas vinculados con Al-Qaeda. Este mismo escenario se está reproduciendo en Siria, donde los mismos países, aliados al régimen medieval de Arabia Saudita y a las monarquías del Golfo apoyan a los ‘insurgentes’ quienes son en su inmensa mayoría, grupos terroristas vinculados a Al-Qaeda y cuyos actos de barbarie conforman los grandes titulares de los medios del mundo entero.

Una política esencialmente imperialista

En realidad, la política de los Estados Unidos siempre se ha acomodado al compadraje con regímenes autoritarios, inclusive fascistas, y con grupos terroristas siempre y cuando eso contribuya al avance de su estrategia global de dominio del mundo. El Señor Obama, así como sus predecesores, está al servicio de esta estrategia esencialmente imperialista, que engendra la guerra y que exporta el terror hacia todos los rincones del planeta. Para alcanzar su objetivo, los Estados Unidos crearon la CIA e instaló un sistema planetario de vigilancia y de espionaje contra los Estados, las organizaciones y los individuos, violando así todas las normas de derecho internacional. Todo esto se lleva a cabo en nombre de la ‘seguridad nacional’ de los Estados Unidos, un término que cubre fundamentalmente la defensa de los intereses de Wall Street, la Bolsa de valores de los Estados Unidos. Es decir, la ‘seguridad nacional’ de los Estados Unidos es la protección de los intereses de Microsoft, de ExxonMobil, de Chevron, de Citibank, de Goldman Sachs, de McDonald y de otras tantas multinacionales de origen norteamericano, pilares del capitalismo al servicio de una minoría inmoral y cínica. Las revelaciones de Wikileaks, hace más o menos un año, y las más recientes de Edward Snowden sobre las escuchas de la NSA, han descubierto el verdadero rostro del imperialismo yanqui: un sistema de industria belicista totalitario y tiránico que segrega el crimen en todas las latitudes. Entonces, mientras que Barack Obama esté pronunciando las palabras ‘democracia’ y ‘derechos humanos’ durante su visita a Senegal, su brazo armado: la CIA y sus miles de agentes seguirán sembrando el terror y la muerte por todo el mundo.

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |