La propiedad colectiva como alternativa a la propiedad privada

¡Suscriba la Declaración de la Asamblea Mundial de Habitantes!

Sábado 15 de junio de 2013

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français] [Português]

Fuente: Pambazuka news.

Tema: Hábitat.

Palabras-clave: hábitat, derecho a la tierra, asamblea mundial de habitantes.

La lógica capitalista en la que las ciudades crecen depredando el campo, promoviendo la especulación, los megaproyectos y el acaparamiento de tierra, del agua y de los recursos naturales, destruyendo los ecosistemas que unen a ambos medios. El discurso que predomina considera la urbanización como algo inevitable y a la industria agroalimentaria como la única para poder erradicar el hambre y la pobreza.

Esta lógica esconde el hecho de que las ciudades las construyen los habitantes, pero los campesinos y las campesinas son los han alimentado, alimentan y alimentarán al planeta. Efectivamente, los grandes productores sólo alimentan el 20% del planeta, con sus políticas agresivas que destruyen la naturaleza y los seres humanos.

Ante esta situación, la Asamblea Mundial de Habitantes exige el cambio del modelo paradigmático del sistema capitalista neoliberal para el planeta y los seres humanos. En ese marco, revindicamos como alternativas a la propiedad privada, la propiedad colectiva y otras formas de explotación y de gestión comunal tradicionales y el reconocimiento de la función social del hábitat, para que sea más justo, humano y sostenible.

Exigimos la garantía del derecho de uso de la tierra y de la soberanía alimentaria. Revindicamos los valores y las propuestas incluidas en el derecho a la ciudad, basadas en formas de democracias participativas, directas y comunitarias en el marco del buen vivir.

Ya los pueblos han creado muchas alternativas y han formulado sus propuestas, es necesario presionar y reforzar las articulaciones y la solidaridad entre los movimientos rurales y urbanos para construir las alianzas nacionales e internacionales de resistencia.

Nos solidarizamos con las luchas de las organizaciones de habitantes de las ciudades y de los campesinos, resistamos colectivamente y exijamos el cese de cualquier criminalización de los movimientos sociales y de los militantes comprometidos en las luchas por el respeto y la aplicación de los derechos humanos a la tierra, al agua, a la alimentación, a la vivienda y a la ciudad.

Deseamos leyes que se correspondan explícitamente con los pactos internacionales en materia de derechos humanos, tales como el Pacto de los derechos económicos, sociales y culturales (PIDESC), el Derecho a la Alimentación, la Convención 169 de la OIT para evitar cualquier tipo de expulsión y que estos pactos se apliquen a nivel nacional y local, como en el caso de las leyes aprobadas respectivamente en Venezuela y en Argentina. [1]

Apoyamos todas las iniciativas de leyes que reafirmen ese principio, particularmente las de corte popular, como la ley de la dación en pago, la congelación de los desalojos y del alquiler social en España.

Solicitamos la liberación inmediata de todos aquellos y aquellas que están detenidos(as) por haber ocupado tierras y viviendas y por resistirse a los desalojos.

Apoyamos la lucha de todas las desplazadas, especialmente la lucha haitiana contra el desalojo ilegal y forzoso de los campos de desplazados.

Nos comprometemos a consolidar las convergencias de lucha de las organizaciones de habitantes por medio del intercambio de experiencias, de estrategias, de herramientas y a favor de una agenda común:

- La Asamblea Mundial de los Habitantes 2013 convoca a presentarle al Tribunal Internacional de desalojos (próxima sesión en Ginebra en octubre 2013) las violaciones del derecho a la vivienda sobre las que el Tribunal formulará recomendaciones. Ésta será una de las actividades previstas durante las Jornadas Mundiales Cero Desalojos, por el Derecho a vivir, que se desarrollarán todo el mes de octubre; las que tienen como objetivo atraer la atención sobre las luchas por el derecho a la vivienda y a un hábitat digno.

- La Asamblea pretende que la campaña sobre la función social de la tierra, de la ciudad y de la vivienda se extienda a nivel mundial e insta a los gobiernos a asumir sus responsabilidades en cuanto a la gestión de los bienes comunes.

- Apoyamos el esfuerzo de los representantes de las organizaciones de habitantes y de las redes internacionales que se reunieron en Túnez el 27 de marzo para crear una red continental: la Red Panafricana de Organizaciones de Habitantes. Esta red tiene como objetivo reforzar las luchas locales mediante la solidaridad mutua entre las redes y las organizaciones. Por esta razón invitamos a todas las redes internacionales interesadas a unirse y a apoyar este esfuerzo, así como a contribuir con el Grupo de Trabajo que trabaja en aras del desarrollo.

¡Digamos Sí a la reproducción de la vida y No a la reproducción de la ganancia! ¡Sí al derecho a la tierra, a la vivienda y a la ciudad!

Ver en línea : La propiedad colectiva como alternativa a la propiedad privada

Tejiendo Redes.
C/ Hermanos García Noblejas, 41, 8º. 28037 - MADRID.
Tlf: 91 4084112 Fax: 91 408 70 47. Email: comunicacion@fidc.gloobal.net

SPIP |